ACOMODOS RAZONABLES EN EL AULA

ACOMODOS RAZONABLES EN EL AULA

Según el Departamento de Educación Federal, un acomodo  razonable es cualquier cambio o ajuste a la actividad, al ambiente de ésta o a la forma en que usualmente se hacen las cosas, que le permite a la persona con impedimento participar del programa académico o trabajo.

Los acomodos se le ofrecen a todo estudiante con impedimentos cualificado que tenga una condición física o mental que le limite sustancialmente en una o más actividades esenciales de la vida.  Puede ser estudiante de escuela pública, privada y las universidades vienen obligadas a ofrecerlos. 

Si el alumno está registrado en el programa de Educación Especial, sus acomodos deben constar en el Plan Educativo Individualizado (PEI).  El maestro de salón regular debe de participar de la reunión de COMPU donde se discutan los acomodos de manera que el educando no se vea afectado luego.

Si el estudiante tiene impedimentos, pero no es elegible o no forma parte del Programa de Educación Especial, el acomodo razonable que necesite se garantiza por la Sección 504 de la Ley Federal de Rehabilitación de 1973.

Bajo la Sección 504, se le prepara un Plan de Acomodo al estudiante por parte del personal escolar, luego de tomar en consideración toda la información pertinente, incluyendo   los comentarios de los padres y el estudiante.

En el caso de colegios privados, la institución puede crear un plan de acomodos específico conforme a las necesidades particulares del estudiante y los recursos de la institución educativa.

Los maestros del estudiante, deben estar presentes en la reunión donde se discuta el Plan a implantarse.  El Plan se revisará anualmente, a menos que haya alguna evaluación o cambio significativo que amerite una enmienda antes.

Los acomodos tienen que ser razonables. Van a ser según la condición que manifieste el estudiante y es importante tener en cuenta lo siguiente: no son un privilegio, no todos los estudiantes necesitan los mismos acomodos, la idea es que el alumno aprenda y manifieste lo aprendido. No obstante, el educando tiene que demostrar que domina las áreas académicas, las pruebas y evaluaciones hay que ofrecérselas con acomodos.

Es importante distinguir que acomodo razonable y educación especial no es lo mismo.  No existe obligación legal de proveer educación especial en instituciones privadas a menos que éstas anuncien dicho servicio. Sin embargo, los acomodos razonables hay que proveerlos por virtud de la ley federal American with Disabilities Act y la ley estatal 91 del 30 de julio de 2007.Los acomodos deben ofrecérsele a todo estudiante con necesidades especiales que tenga una condición física o mental que le limite sustancialmente en unas o más actividades esenciales de la vida, incluyendo el aprendizaje.  La finalidad del acomodo razonable es que el estudiante aprenda. No todos los estudiantes aprenden al mismo paso o de la misma manera por lo cual se hace importante entender cuáles son sus necesidades

Tanto las legislaciones federales como estatales garantizan  los acomodos razonables para aquellos estudiantes con impedimentos cualificados.  Las escuelas públicas, privadas y  universidades vienen obligadas a ofrecerlos.  Es importante que tanto maestros, administradores, padres, estudiantes y abogados reconozcan dichas legislaciones  para garantizar la prestación adecuada de los acomodos.